En Estética Copetti contamos con una serie de técnicas de tratamientos avanzados capaces de mejorar el problema de las várices y de prevenirlo con eficacia.

Las técnicas de terapia física ocupan un lugar esencial en el tratamiento de las patologías crónicas que se instauran con la insuficiencia venosa. Los edemas iniciales, esa sensación de hinchazón, el cambio de color de la piel y la experiencia de hormigueo o picor molestos son las primeras indicaciones de que necesitamos un cuidado especial para prevenir y tratar los problemas de salud asociados a la dificultad de retorno venoso.

Asesoramos y preparamos un  programa de ejercicios activos para que mejorar  la circulación, prevenir la aparición de más várices y evitar la formación de úlceras venosas.

Según nuestro análisis de cada paciente, las técnicas utilizadas pueden varias desde la Presoterapia, sesiones de Electro Estimulación, Masaje Linfático o técnicas combinadas.

Con el paso del tiempo una mala circulación en nuestras extremidades puede llegar a producir hipertensión venosa y en los casos extremos aparecerá una úlcera venosa, de no tratarse se puede infectar, aumentar de tamaño y cronificarse.

Si usted desea una consulta, contáctenos.