La radiofrecuencia es un método terapéutico que utiliza radiaciones electromagnéticas oscilando simultáneamente en el campo eléctrico y magnético. Si bien hace años que se usa como método de cirugía, hace poco tiempo que ha llegado al campo de la Salud Estética trabajando a muy bajos niveles de energía.

Se utiliza como tratamiento cosmético para tensar la piel, reducir la grasa (lipolisis) o promover la cicatrización.

La Radiofrecuencia actúa tensando la piel porque  produce energía que calienta el tejido, lo que estimula la producción de colágeno y elastina subcutánea, consiguiendo que se reduzcan las arrugas de la piel. En el rostro, la radiofrecuencia facial es una alternativa a un lifting quirúrgico y otras cirugías cosméticas.

Lo más revolucionario de este método es que actúa selectivamente sobre las capas profundas de la piel y en las capas subdérmicas mientras se protege la epidermis y así poder luchar contra la flacidez y la celulitis.

 

La radiofrecuencia produce un calentamiento profundo que afecta a la piel y tejido graso subcutáneo. Un calentamiento que , para decirlo en forma simple,  va de dentro hacia fuera. Así, favorece :

  • Mejora el tono de la piel
  • La formación de nuevo colágeno.

El procedimiento es bien tolerado y no precisa anestesia. Se siente calor y suele haber enrojecimiento local temporal.

La radiofrecuencia es una alternativa terapéutica eficaz, segura y sencilla aplicada a la celulitis y a la flacidez facial y corporal.

Ante cualquier pregunta , no dude en contactarnos.