SESIONES CORTAS, IDEALES PARA PERSONAS MUY OCUPADAS O EN POST PARTO. NO INTERFIEREN CON LA LACTANCIA

MIRA NUESTRAS PROMOCIONES DE PRIMAVERA

 

 

Las ondas de choque radiales de alta energía tienen un gran impacto en la estructura del colágeno y del tejido conectivo cutáneo, mejorando la circulación sanguínea.
Estimula la formación de colágeno, mientras que la piel se vuelve más elástica y su firmeza es visible después de sólo unos pocos tratamientos.

Las Ondas de Choque son ultrasonidos de alta potencia producidos por un equipo cuyos efectos se transmiten por un cabezal y a través del gel a la piel del paciente. Estos choques o impactos provocan efectos mecánicos y biológicos.

Como resultado , la compresión y descompresión genera un movimiento fluido y dinámico en los líquidos intra y extra celulares que potencia la circulación sanguínea y la vascularización. Estas ondas pasan a través de los tejidos cutáneos mediante un masaje neumático, sin causar daños.

Este tratamiento se puede utilizar para combatir la celulitis, para mejorar la firmeza de antebrazos, para el tratamiento de cicatrices y otros problemas de la piel. O puede acompañar a otros tratamientos que produjeron pérdida de grasas como la Criolipólisis , Ultracavitación, la Termoterapia o el Masaje Modelante y que necesitan del efecto tensor de la piel de las Ondas de Choque.

Las ondas de choque radiales de alta energía se componen de dos partes diferentes – pulso de presión positiva y un relativamente pequeño componente de la onda de tensión. La onda de choque aprieta el tejido circundante y se rompe la estructura de rejilla de las moléculas. La onda de tracción conduce a un colapso de las burbujas de gas dentro de las estructuras de grasa (cavitación), que vuelve a expandirse después de las ondas de choque radiales de alta energía y por lo tanto garantizan una desestabilización de las estructuras de grasa.

ANTES DEL TRATAMIENTO CON ONDAS DE CHOQUE

DESPUES DEL TRATAMIENTO

ANTES

DESPUES

 

 

 

 

 

 

Este tratamiento puede utilizarse para áreas de piernas, muslos, nalgas, brazos y determinadas zonas con celulitis. Las ondas de choque son un tratamiento seguro, sin efectos secundarios.

Cualquier duda, contáctanos.